“DAR Y RECIBIR” DESDE LA ÓPTICA DEL IDIOMA HEBREO

"DAR Y RECIBIR” DESDE LA ÓPTICA DEL IDIOMA HEBREO

Como cristianos insistimos mucho diciendo que dando es que se recibe, y sabemos que una de las responsabilidades frente a la Palabra del Eterno no es tanto recibir, sino DAR.

La Biblia siempre nos recomienda DAR. Nos manda a DAR a tu Dios, DAR a tu prójimo, DAR a tu esclavo, DAR a tu sirviente, DAR a tu rey, DAR a tus sacerdotes, etc., lo que se encierra en la Regla de Oro "No hagas lo que no quieres que te hagan", lo que en pocas palabras sería "Dale a tu prójimo lo que quieres que te den."

Vamos a ver un secreto en esta palabra que explica lo que predicamos de que DANDO es que se RECIBE.

En hebreo hay una palabra que se escribe y se pronuncia de la siguiente manera: ונתנו "Venatnu" que traducimos como "y darán". Cuando la vemos escrita en hebreo nos damos cuenta de algo muy particular y es que al leerla de izquierda a derecha y de derecha a izquierda se escribe de la misma manera.

AL DERECHO: ונתנו AL REVÉS: ונתנו

Eso nos da una gran enseñanza de que cuando "damos" nos estamos "dando" a nosotros mismos de vuelta.

A continuación vamos a ver algunas citas en las Escrituras:

Venatanu (Génesis 34:16) "os daremos", Venatnu (Núm. 35:2) "que ellos entregarán", y Unetanu (Deut. 21:10) "los entregaré"; son todas similares.

"Venatanu et-benotenu... “entonces os daremos a nuestras hijas”..."(Génesis 34:16.

"Tsav et-beney Yisrael venatnu la-Leviím...”Ordena a los Hijos de Israel que den a los levitas..." (Números 35:2).

"...unetano Adonay Eloheja beyadeja..” Y el Eterno tu Dios los entregaré en tu mano..." (Deuteronomio 21:10).


LA GUEMATRÍA DE LA PALABRA “DAR” EN HEBREO

La Gematría o el valor de la palabra Venatanu -וְנָתַ֤נּוּ - Venatnu -וְנָתְנ֣וּ y Unetano וּנְתָנ֞וֹ es de 512, que sumados sus dígitos (5+1+2) dan un valor equivalente al número 8 -שמיני-“ Sheminí” que es el número que trasciende a lo secreto, a lo que está reservado a Dios. Es el número que está más allá del Shabat, más allá del número 7 que es perfección y descanso.

Cuando nosotros damos a conciencia y con conocimiento de lo que nosotros estamos haciendo, estamos penetrando a las dimensiones secretas del Creador, a los secretos que están ocultos para aquellas personas que sólo pueden ver las palabras planas y literales.

Si quieres profundizar más sobre este tema y otros similares, busca en esta página los diferentes cursos de Cultura Hebrea o Cultura Bíblica.

Que el Shalom de Dios esté con cada persona que lee esta cápsula.